300 científicos en un cubo
Connect with us

La Vida

300 científicos en un cubo

Published

on

En la pequeña pero mágica ciudad de Neuchâtel, a 38 kilómetros al oeste de Berna, capital de Suiza, se encuentra el cubo. Un edificio imponente con la vista que cualquier persona quisiera tener mientras trabaja: el lago Neuchâtel de frente, y en el interior un ambiente único que da la sensación que la belleza natural externa se introdujo en el edificio con tres temáticas fundamentales de la naturaleza en su diseño: tierra, agua y aire.

Allí se encuentran 430 expertos, incluyendo 300 científicos de más de 40 nacionalidades.

Los expertos están divididos en treinta disciplinas científicas y de ingeniería incluyendo médicos, químicos, físicos, matemáticos, epidemiólogos, estadistas, expertos en ciencia de materiales, electrónica de consumo, ciencia clínica y toxicología de sistemas.

¿Haciendo qué? Trabajando en productos libres de humo, en español llano, desarrollando soluciones alternativas a los cigarrillos convencionales. Y es que las industrias no son las mismas de antes, para implementar nuevos productos no basta con el deseo, acuden a investigaciones rigurosas que sustenten la idea de cambiar y estos crear nuevos paradigmas. Invierten en centros que solo se encargan de Innovación y Desarrollo (I + D) como lo es el cubo (The Cube en inglés), considerado el de mejor capacidad de I + D en su clase en la industria.

Con una inversión de 120 millones de dólares solo para su construcción y más de 4,000 millones de dólares en desarrollo y fundamentación científica, este centro de investigación de la multinacional tabacalera Philip Morris Internacional (PMI) ha logrado 2,350 patentes y tiene otras 3,750 en proceso.

En 2018, el centro que se abre en 2009 fue reconocido como el puesto 58 solicitante de patentes más grande de la Unión Europea, siendo PMI la única compañía tabacalera de las 100 primeras en obtener este reconocimiento.

INVERSIÓN

MICHAEL FRANZON, científico de la multinacional, explica por qué la industria tabacalera invierte tanto dinero y esfuerzo en investigación científica.

“La investigación se ha convertido en un pilar de la industria del tabaco, existen altos estándares como guía en el sector farmacéutico que hay que alcanzar, y el objetivo de tantos estudios es desarrollar alternativas que disminuye las enfermedades asociadas al tabaquismo. ¿Cómo? Desarrollando productos que calienten el tabaco en vez de quemarlo”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo + Visto