.

Las pesquisas iniciaron tras la captura en diciembre de 2017 del narcotraficante colombiano Juan Carlos Mesa, alias Tom, quien ese día contaba con la presencia del ex sicario de Escobar en una fiesta en su lujosa finca. A partir de ahí, se decidió investigar los nexos de Popeye con la Oficina de Envigado, estructura criminal que lideraba alias Tom .

A su vez, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, resaltó el apoyo “fundamental” de los Estados Unidos y consideró que con la captura de Popeye se envían mensajes “claros y contundentes” a los delincuentes.